051 . bellota, burbuja y pimienta

| domingo, 22 de febrero de 2009



Breve retrato de la noche en la que por ser una inconsciente de cuarta, casi perdemos las cámaras.
Pero la foto salió y está acá, gracias al aerosol de pimienta de Nora, que cual chica superpoderosa que es, utilizó certeramente para ahuyentar a los robacosas.
No saben lo que pica eso. Apenas me voló un poquito por el viento y terminé arruinada, con un ojo lloroso y cerrado durante una hora, un hombro quemado, brazo, cuello y mano. Esta semana me compro uno. Me resisto a quedarme atrincherada pensando que no se puede hacer nada porque "hay clima de inseguridad".
Otras cosas que hicimos esa noche: esquivamos un botellazo (arrojado por el hijo de mil putas que mandaba a afanarnos desde lejos a la bandita robacosas), nos levantamos un par de policías y un mozo, escuchamos las penas de una chica golpeada por su ex pareja y como broche de oro, me llevó a casa un taxista que terminó estacionando el auto en la esquina... para quedarnos conversando durante casi tres horas.

Otro viernes así y le cobro entrada.

3 comentarios:

Nick dijo...

It's been a hard nigth day :-P

Ed dijo...

no se si reirme o llorar

Pau/365 dijo...

Da como bronquita. Me cayó la ficha recién el sábado y me dan náuseas si pienso en la situación.
Espanto, pero por muchas cosas.